Escucho atentamente

1. Oidos sordos

La comunicación resulta muy importante para las relaciones personales y, para tomar consciencia de ello, proponemos la actividad siguiente.

 

En la dinámica que presentamos a continuación, se plantea mantener intencionadamente una serie de comportamientos para analizar las consecuencias que tienen en las personas que nos rodean.

Crearemos dos grupos. Uno de ellos permanecerá en el aula, mientras que el otro saldrá. El docente pedirá a los alumnos y alumnas que permanecen en el aula que piensen en una historia. Por su parte, dirá a quienes han salido que el alumnado que está en clase les contará una historia pero que deberán hacer oídos sordos, como si no escucharan nada (mirando hacia otro lado, al reloj, bostezando, con cara de aburrimiento...). Los alumnos y las alumnas que están en el aula desconocerán la actitud que sus compañeros y compañeras adoptarán.

Una vez que hayan terminado de preparar su historia, el otro grupo entrará en el aula y se distribuirán por parejas, formadas por miembro de cada grupo, y cada uno desempeñará su rol correspondiente. El docente intentará que el grupo que ha abandonado la clase lo haga por el mínimo tiempo posible. Para ello, deberá proporcionar consignas claras y breves al grupo que ha permanecido en clase. A continuación, detallamos varias de las posibilidades de escucha activa:

  • Mirar a los ojos a quien habla, y, en el caso de la persona que esté hablando, dirigirse a su oyente.
  • Actitud física y mental positiva, sonriente y cercana a su interlocutor/a.
  • Respetar los turnos para hablar, no cortar ni juzgar a quien tenga la palabra.
  • Lanzar preguntas para que se entienda el mensaje.
  • Resumir lo indicado por la otra persona, manifestar su opinión.
  • Tras el resumen, opinar sobre los argumentos esgrimidos.
  • Se pueden dar opiniones propias, siempre y cuando se respeten los puntos anteriores.

Una vez finalizada la actividad, quienes han preparado y relatado la historia expresarán cómo se han sentido.

Por último, distribuidos/as en pequeños grupos, confeccionarán una lista siguiendo las directrices de la escucha activa. A continuación, harán una puesta en común entre toda la clase y colgarán las directrices en el aula como recordatorio.

OIDOS SORDOS


[1]Ezeiza Urdangarin, B.; Izagirre Gorostegi, A.; y Lakunza Arregi, A.: Inteligencia emocional (para alumnos/as de entre 12 y 14 años). Diputación Foral de Gipuzkoa. Donostia/San Sebastián. 2008. Adaptación

2. El teléfono descacharrado

Mediante esta dinámica, realizaremos una reflexión sobre la comunicación, identificando sus distorsiones e incidiendo sobre la subjetividad de la comunicación. A menudo, las relaciones personales se enquistan debido a la falta de una comunicación fluida. Es, por tanto, necesario, analizar los aspectos comunicativos.

 

Se trata del juego clásico del teléfono descacharrado, pero, en lugar de decir una sola frase, deberemos relatar una historia breve. El profesor o la profesora contará este relato u otro parecido a un alumno o alumna

«Laura y Bittor eran íntimos amigos. Un buen día, estaban jugando en un hermoso jardín, en cuyo paseo se veía un árbol centenario de enormes dimensiones. Cuando ambos estaban jugando...

—¡Mira! —exclamó Bittor— Acabo de encontrar un clavo.

—¿Qué vamos a hacer con él? —preguntó Laura.

—Lo vamos a clavar en el árbol, con una piedra. —respondió Bittor.

Dicho y hecho. Bittor empezó a clavar aquel objeto extraño en aquel tronco de manera noble.

Cuando estaba a punto de terminar su tarea, se escuchó un grito ahogado:

—¡Ay! ¡Ay! ¡Basta! —Bittor y Laura, aterrorizados por el susto, cayeron al suelo.

—¿Has oído? El árbol se ha quejado. —dijo Laura con voz débil y voz entrecortada.

—Sí, ¿verdad? —Confirmó Bittor, sin apartar su mirada del árbol.

De repente, como si de un ser humano se tratara, el árbol comenzó a hablar.

—¡Niños, no me castiguéis de esta manera! —suplicó el árbol.

Laura y Bittor comenzaron a gritar:

—¡Chicos, chicas, venid! ¡El árbol nos está hablando!

Todas las personas que estaban paseando se les aproximaron. El árbol continuaba hablando:

—Yo os proporciono sombra, belleza, oxígeno, madera y papel para que podáis estudiar...

—El árbol permaneció en silencio, y de sus ramas corrieron varias lágrimas. El árbol estaba llorando desconsoladamente.

—Por favor, yo quiero ser vuestro amigo, no me hagáis daño y aprended a quererme. —Laura, Bittor y todas las demás personas que se habían reunido allí no daban crédito a lo que veían.

Cuando el alcalde de la localidad tuvo conocimiento de lo ocurrido, ordenó instalar una valla alrededor del árbol, para que nadie pudiera perpetrar ningún ataque.

El árbol, enormemente agradecido, no paró de crecer hasta que alcanzó una gran altura. De cada una de las lágrimas esparcidas por el viento surgió un pequeño árbol, contribuyendo a embellecer el campo de aquella ciudad».

El alumno o la alumna relatará la historia a otro compañero o compañera, y así sucesivamente, hasta que todo el grupo la haya escuchado. La última persona en escuchar el relato deberá contarlo ante todo el grupo, para detectar entre todos y todas los cambios que se han producido.

A continuación, conviene...

  • Reflexionar sobre las consecuencias de fiarse de la información obtenida de terceras personas y de la importancia de verificar esa información.
  • Valorar las similitudes entre el mensaje inicial y el final.
  • Demostrar que cada persona presta atención a un aspecto en particular.
  • Extraer elementos de subjetividad.
  • Encontrar otros ejemplos: en ocasiones, nos enfadamos con otras personas porque Fulano dice que Mengano dijo algo, pero no hablamos directamente con él para esclarecer lo que realmente dijo, lo que quiso decir y el porqué.

TELEFONO DESCACHARRADO

TELEFONO DESCACHARRADO. DOCX

[1] Fundación Gizagune. Unidad didáctica Elkargunea (3er ciclo). Adaptación.

3. Rumores

Cuando la comunicación es deficiente, puede surgir un conflicto. Cuando estamos con amistades y compañeros o compañeras, debemos asegurarnos de que entendemos bien lo que dicen. Por tanto, la persona que habla debe ser precisa, para que le entiendan correctamente. La persona que oye, por su parte, debe hacer lo posible para prestar atención y lograr una correcta comprensión.

 

Imaginemos que durante esta semana muchas personas han estado enfermas debido a un brote de gripe: cinco alumnos y alumnas están enfermos o enfermas (saldrán de clase).

El docente contará un relato con varios detalles y en voz alta, para que el alumnado que está en clase le escuche. Solicitará su atención.

Elegiremos a un alumno o alumna de manera aleatoria; saldrá fuera de clase y llamará a uno o una de quien se ha puesto «enfermos o enferma», añadiendo que ya está bien. Esta persona entrará a clase y quien ha ido a buscarle le relatará la historia ante el resto de la clase..

Quien ha escuchado la historia saldrá a buscar a otro que está enfermo o enferma, y repetirá el proceso, y así sucesivamente hasta que todas las personas hayan entrado.

Ejemplo de relato:

El teléfono de Maider

Ayer, en la segunda hora, en clase de Ciencias de la Naturaleza, desapareció el teléfono de Maider. Lo acababa de estrenar; se lo había regalado su abuela hace poco por su cumpleaños.

En el teléfono guarda mucha información: música, fotos, vídeos...

Tiene que aparecer. Me ha dicho que también tenía unas fotos que se había sacado con su novio...

Maider sostiene que lo ha traído, y Miren confirma que ella vio que Maider lo guardaba en el bolsillo de su mochila.

A continuación, se dio cuenta de que la cremallera del bolsillo estaba rota y que el teléfono había desaparecido.

Tras ella se sienta Josu, pero ayer tuvo que ir al médico y en su lugar se sentó Jone.

De momento, se ha suspendido la salida de mañana y reservaremos el dinero del museo para comprarle un teléfono nuevo; si no aparece, obviamente, nos quedaremos sin ir al museo.

En caso de que alguien sepa algo, debe decírselo al tutor o a la tutora.

Tras realizar esta actividad, analizaremos lo siguiente:

  • Qué ha sucedido?
  • ¿Cómo ha cambiado la información?
  • ¿Por qué motivo?
  • Lo que ha sucedido con la información tiene algo que ver con los conflictos?
  • ¿Alguna vez has sido víctima de rumores? ¿Conoces a alguien que haya sido víctima de algo similar?
  • ...

La falta de precisión en el lenguaje contribuye a alimentar y propagar imprecisiones, tales como la generalización, la distorsión...

Los riesgos de la generalización (siguiendo con los ejemplos):

  • En nuestra clase siempre desaparecen cosas. ¿Qué cosas? ¿Cuándo?
  • Todo el mundo sabe que aquí tenemos a alguien que roba, ¿todo el mundo? ¿Quién?
  • Maider lo pierde todo. ¿Qué es lo que pierde? ¿Cuándo?
  • Si seguimos así, no vamos a volver a organizar una salida. Así, ¿cómo?
  • ¡Me sacáis de quicio! ¿Cómo lo hacemos?>
  • No recuperé mi teléfono porque me tienen envidia. ¿Quién? ¿Por qué motivo?

RUMORES.DOCX

RUMORES

4. Con todo detalle

Cuando la comunicación es deficiente, pueden surgir conflictos. La información se puede distorsionar fácilmente. Hemos de escuchar con suma atención para asegurarnos de que entendemos lo que nos dicen.

 

El alumnado se organizará en grupos pequeños. Cada miembro del grupo tendrá un número (1-2-3-4-5) y se les distribuirá una imagen plagada de detalles (véanse las páginas siguientes).

Los y las alumnas con el número uno permanecerán en clase, y los y las demás abandonarán el aula. Quienes tengan el número uno observarán detenidamente la imagen durante 30 segundos, y, a continuación, entrarán quienes tengan el número dos. Los y las alumnas con el número uno describirán –a quienes tengan el dos– la imagen que han observado, con la mayor precisión posible.

A continuación, entrarán los y las alumnas con el número tres y escucharán el relato por boca de quienes tenían el número dos. Tras escucharles, entrarán quienes tengan el número cuatro y escucharán la descripción de la imagen la mano de los alumnos y las alumnas que tenían el número tres. Si se diese el caso, harían lo mismo con quienes tengan el número cinco (en función del número de participantes).

Para finalizar, el último grupo en escuchar el relato describirá ante toda la clase cómo es la imagen, y, una vez terminadas sus explicaciones, la mostrarán para comprobar hasta qué punto coincide su descripción con la imagen original.

Se pasará a valorar la actividad que han llevado a cabo:

  • ¿Qué ha sucedido con la información?
  • ¿Cómo se ha producido su modificación, su pérdida o su distorsión?
  • ¿Es siempre correcta la comunicación? ¿Por qué motivo?
  • ¿Qué es lo que podemos hacer para mejorarla? ¿Y cuando la proporcionamos? ¿Y cuando la escuchamos?
  • ¿Realizamos todos y todas la descripción desde el mismo punto de vista?
  • ¿Nos llaman la atención las mismas cosas?
  • ¿Damos importancia a las mismas cosas?

Imágenes:

deskribapena bat
deskribapena bi
deskribapena hiru
deskribapena lau
deskribapena bost
deskribapena sei
deskribapena zazpi
deskribapena zortzi

 

CON TODO DETALLE

5. Una escena de la película Del revés

El filme Del revés nos brinda una oportunidad inigualable para hablar de los sentimientos y de las emociones. En la secuencia que hemos seleccionado, podemos ver claramente en qué consiste la escucha activa y en qué no.

Se analizarán y se describirán los personajes que aparecen en el vídeo: ¿Cómo son? ¿Qué les sucede? ¿Cómo se encuentran? ¿Qué tipo de sentimientos tienen? ¿Cómo reaccionan?

Dirección para descargar el vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=sZ_5NreO18g&t=7s

NOTA: a la hora de visualizar el vídeo, en algunas ocasiones deberemos pararlo o retroceder, para que el alumnado entienda correctamente lo que en él se explica.

Analicemos las conclusiones: a veces, la actitud de las personas que nos rodean no resultan útiles, pero en otras, en cambio, sí. ¿Qué hay que hacer para conseguirlo? Escuchar, entender, ponerse en su lugar...

Del revés.mp4

DEL REVES