Cinco minutos de meditación

1. Cinco minutos de meditación  

En nuestro día a día, actuamos sin fijarnos en cómo estamos, en lo que estamos sintiendo y en qué pensamientos nos rondan en la cabeza en esos momentos. Todo ello tiene consecuencias, ya que condiciona y dirige tanto nuestras conductas como nuestras decisiones.

Conviene, pues, tomarse un respiro, para, en la medida de lo posible, tomar conciencia de nuestra situación emocional y adoptar comportamientos que contribuyan a nuestro bienestar y al de nuestras compañeras y compañeros .Y, para ello, ¡el secreto está en el entrenamiento!

 

OBJETIVO

  • Conectarse, a través de la respiración, tanto con nuestras emociones y pensamientos como con el propio cuerpo.

DESARROLLO

Se necesita un espacio tranquilo para relajarse, en el que nadie nos moleste. Hay que tratar de permanecer en silencio. Podemos recurrir a diferentes técnicas, como sentarse en clase, con la espalda erguida, los brazos sobre los muslos y los ojos cerrados.

Para relajarse es necesario mantener una respiración profunda y sosegada. También debemos relajar la mente. Ha de procurarse dejar que los pensamientos fluyan de forma calmada y libre, sin bloqueos.

Una vez finalizada la sesión de relajación, se realizará una respiración profunda, se abrirán los ojos, se moverán lentamente brazos y piernas, se estirará el tronco y, sin movimientos bruscos, nos levantaremos lentamente.

DURACIÓN

2 minutos y 26 minutos

RECURSO

Utilizaremos este audio de meditación como guía: Un minuto mágico de silencio .mp3

CINCO MINUTOS DE MEDITACIÓN