Momento de sintonía

Soltando amarras

En muchos momentos, las emociones nos atrapan y pueden condicionar nuestros comportamientos y pensamientos. Algunas veces somos conscientes de ello, otras no.

Es conveniente detenerse para tomar conciencia de ello y no depender de las emociones, para que tengamos comportamientos que favorezcan tanto nuestro bienestar como el del grupo.

 

OBJETIVOS

  • Con nuestras emociones y pensamientos como con el propio cuerpo, y sentirnos relajados liberándonos de nuestras emociones.

DESARROLLO

Para esta práctica se necesita un lugar tranquilo, donde nadie nos moleste. Deben intentar permanecer en silencio. Se pueden utilizar diferentes posturas. En nuestro caso, lo haremos sentados, con la espalda erguida, los brazos sobre los muslos y los ojos cerrados.  

Para relajarse, es necesario mantener una respiración profunda y sosegada. También debemos relajar la mente. Los alumnos y las alumnas tratarán de dejar fluir los pensamientos sin ningún bloqueo, tranquilos y libres. 

Al finalizar la sesión de relajación, el alumnado respirará profundamente, abrirá los ojos y, moviendo lentamente las extremidades, estirarán su cuerpo.

TIEMPO

  • El audio tiene una duración de 4’08’’, pero, a medida que ponen en práctica el ejercicio, podemos aumentar el tiempo que permanecemos en silencio, hasta alcanzar unos cinco minutos. 

RECURSOS

Utilizaremos el siguiente audio como guía: