Buenos tratos, malos tratos

1. Nuestras relaciones

La convivencia exige respeto. Sin embargo, a veces no pensamos cuanto deberíamos, y no tratamos bien a las demás personas. Y, por si fuera poco, no prestamos la debida atención a este aspecto. En otros casos, sentimos que nos están maltratando. A través de esta actividad, el alumnado podrá saber cómo son las relaciones en las aulas.

 

Antes de comenzar, es conveniente realizar  la actividad  Del estrés a la tranquilidad, con el fin de lograr un ambiente distendido y para que el alumnado se habitúe a este tipo de actividades.

OBJETIVOS

  • Analizar las relaciones entre las personas de clase.
  • Tomar consciencia de los aspectos que hay que mejorar en las relaciones de clase.

DESARROLLO

El alumnado cumplimentará un cuestionario de manera individual, para analizar sus relaciones. Se trata de un cuestionario anónimo (aunque también es posible suscribirlo), dirigido a recabar sus opiniones de manera libre.  En algunas preguntas se permitirá más de una respuesta.

Se hará una puesta en común para presentar los resultados, y se recogerán los aspectos en los que deben mejorar las relaciones de clase.

El cuestionario está diseñado tanto en soporte papel como en línea.

  • En papel: se recogerán las respuestas del alumnado, para poder hablar de los resultados en una posterior sesión.
  • En línea: se preparará una muestra, para que cada cual copie el formulario en su propio DRIVE. De esta forma, los resultados estarán disponibles inmediatamente a través de los gráficos, lo que permitirá entablar un debate sobre ellos. Conviene diseñar un formulario por cada clase, para que no interfieran los datos de otras aulas. En caso de que queramos desglosar los resultados por sexo, se prepararán dos formularios por clase.

Para finalizar, se realizará una breve sesión de valoración entre toda la clase, considerando que los objetivos principales son, por una parte, analizar las relaciones entre las personas de clase y, por otra, tomar consciencia de los aspectos que habría que mejorar en sus relaciones.

  1. ¿Qué es lo que hemos aprendido? ¿De qué nos hemos percatado?
  2. ¿Qué es lo que hacemos bien en nuestras relaciones?
  3. ¿Qué es lo que tenemos que mejorar?

La profesora o el profesor recogerá las respuestas del alumnado y las recordará en la próxima sesión.

 

TEMPORALIZACIÓN

  • Una sesión

BALIABIDEAK

  • Cuestionario en papel. (Word)
  • CUESTIONARIO EN LÍNEA
  • INSTRUCCIONES PARA CUMPLIMENTAR EL CUESTIONARIO EN LÍNEA. Anexo.
  • Ordenador y proyector, para analizar los resultados en clase.

 

 

 

2. Pasapalabra

El acoso escolar es el más perjudicial de los malos tratos, ya que se produce de forma reiterada y en un tiempo determinado. Y, cuando se recurre a las nuevas tecnologías para ello, es decir, en el caso del ciberacoso, el daño puede ser aún mayor, dado que el insulto se propaga más y con mayor rapidez. El primer paso para actuar contra este tipo de agresiones es que el alumnado tome conciencia tanto de sus características como de sus consecuencias.1

 

Antes de comenzar, es conveniente realizar  la actividad Del estrés a la tranquilidad, con el fin de lograr un ambiente distendido y para que el alumnado se habitúe a este tipo de actividades. 

OBJETIVOS

  • Distinguir entre las características del acoso escolar y del ciberacoso.
  • Ser consciente de las consecuencias de estas agresiones.
 

DESARROLLO

En caso que el material haya sido trabajado con anterioridad (véase el bloque tercero del material para 1.º y 2.º de la ESO, Y, ¿cuando las relaciones no son buenas?,  el profesor o la profesora resumirá al alumnado las características del acoso recogidas en el anexo.
Tras repasar estos dos conceptos –es decir, el acoso escolar y el ciberacoso–, se realizará una lluvia de ideas: el alumnado lanzará las palabras que asocian a estos dos tipos de agresiones y el miembro del equipo docente las anotará en la pizarra, divididas en dos columnas. Las palabras repetidas se marcarán con una cruz. Ambas listas permanecerán en la pizarra durante el desarrollo de la actividad. 
Se puede crear una tabla con las aportaciones del alumnado:

 

Acoso escolar

 

Ciberacoso

Robo
Vergüenza
Agresor/agresora
Odio
Ofensa
Miedo
Discriminación
Rechazo
Humillación
Suicidio
...

Ridiculizaciones
Móvil
Venganza
Chantaje
Denuncia
Online
Muerte
Grabaciones
Rumores
Rabia
...

 

Dividiremos la clase en cinco grupos. Cada grupo deberá inventar 10 frases en 15 minutos con las palabras que figuren en la pizarra: cinco sobre el acoso y otras cinco sobre el ciberacoso. Para ello, se pueden utilizar las cartulinas que se encuentran entre los anejos. 
Las frases pueden ser de este tipo:

  • Comienza con R: el acoso consiste en RIDICULIZAR a una persona reiteradamente.
  • Comienza con I: el INSULTO es un tipo de agresión verbal.
  • Contiene la letra Z:  Las grabaciones son compartidas con ánimo de VENGANZA.
  • Contiene la letra D: el principal motivo que lleva al acoso es el ODIO.

Mientras los grupos trabajan, el profesor o la profesora diseñará en la pizarra un círculo alrededor del cual escribirá las letras del alfabeto, tal y como figuran en el concurso televisivo «Pasapalabra».

Podemos dar las cartulinas que sobran al primer grupo que termine de redactar las frases, hasta completar el alfabeto.

El profesor o la profesora recogerá todas las cartulinas y comenzará el concurso, tras definir por sorteo el orden de participación de los grupos.

La primera ronda se realizará con frases sobre el acoso. El profesor o la profesora leerá una frase a cada grupo: al primero, la frase redactada con la letra A; al segundo grupo, la realizada con la letra B, y así sucesivamente. El tiempo de respuesta estará limitado por ejemplo a 15 segundos, y el grupo que acierte se llevará un punto. En caso de que no acierte, el siguiente grupo podrá sumar este punto extra. 

Una vez finalizadas las frases de acoso, se continuará con las de ciberacoso. Las palabras utilizadas en las frases se marcarán en la pizarra. 

Para finalizar, se hará una puesta en común para realizar una pequeña valoración de la sesión con el alumnado, considerando que el objetivo consistía en diferenciar las características del acoso escolar del ciberacoso, así como ser conscientes de las consecuencias de estas agresiones.

  • ¿Qué es lo que hemos aprendido?
  • ¿Has tenido dificultades?
  • ¿Qué es lo que tenemos que mejorar?

La profesora o el profesor recogerá las respuestas del alumnado y las recordará en la próxima sesión.

 

DENBORA

  • Una sesión

RECURSOS

--------------------------------------

 1Pasapalabra 2.0, actividad adaptada. Fuente: Programa de intervención para prevenir y reducir el ciberbullying. Maite Graigordobil Landazabal y Vanesa Martinez-Valderrey. 

 

3. En el WhatsApp

Desde que se ha extendido el uso del WhatsApp, jóvenes crean grupos que reúnen fuertemente el universo de sus afectos y están constantemente conectados. Por ello, es imprescindible ayudar a analizar el tipo de acciones que llevan a cabo a través de estos grupos y hacerles ver que una acción aparentemente inofensiva puede causar daños, tanto a otras personas como nivel individual.

 

Antes de comenzar, es conveniente realizar la  actividad Del estrés a la tranquilidad, con el fin de lograr un ambiente distendido y para que el alumnado se habitúe a este tipo de actividades.

OBJETIVOS 

  • Análisis del uso de las redes sociales.
  • Identificación de los comportamientos potencialmente peligrosos y violentos a la hora de utilizar las nuevas tecnologías. 
 

DESARROLLO 

En primer lugar, el profesor o la profesora abrirá un debate sobre las redes sociales. Preguntará al alumnado cuáles son las redes sociales más utilizadas y anotará las respuestas en la pizarra, marcando aquellas que se repiten: WhatsApp, Instagram, Facebook. Probablemente, la red social más utilizada será el WhatsApp.  Pero, ¿utilizan bien estas redes sociales? 

Nos encontramos permanentemente conectados a través de los grupos de WhatsApp, y esto facilita nuestra comunicación. Sin embargo, dichos grupos de WhatsApp son empleados también para enviar fotos de grupo, personales y datos de terceras personas, incluso para criticar a otras personas, etc. El uso del WhatsApp es muy habitual, y un uso incorrecto puede causar problemas hasta desatar al ciberacoso. 

Repasarán el concepto del ciberacoso. Para ello, se puede recurrir al vídeo que se ofrece en los recursos.

A continuación, dividiremos la clase en cinco grupos, cada uno de los cuales dibujará en papel desechable su pantalla habitual de las conversaciones de WhatsApp. Con una cartulina, recortarán los globos de texto, en los que anotarán lo que se dice sobre varios temas. Una vez terminado, pegarán los globos en papel de estraza. 

A modo de ejemplo, el profesor o la profesora dará lectura a algunos temas de conversación que pueden ser utilizados:

  • Un grupo de la clase ha estado en la playa. Alguien ha enviado fotos de las personas que acudieron a la cita al resto de compañeras y compañeros, sin haber pedido su autorización. Las demás personas comienzan a lanzar opiniones sobre las personas que aparecen en las imágenes. 
  • Dos miembros comienzan a criticar a una persona, de quien divulgan información personal.
  • Otro miembro del grupo ha compartido una imagen personal donde una persona aparece de manera poco favorecedora. Esta persona ruega que eliminen la foto, pero ya es tarde. 

Una vez que los grupos hayan finalizado las conversaciones de WhatsApp, harán una puesta en común para presentar su trabajo ante toda la clase.

En el grupo se analizarán todas las conversaciones, una por una. Propuesta de preguntas para moderar el debate:

  • En las conversaciones de WhatsApp, ¿habéis notado algo que pueda resultar doloroso para algún miembro del grupo? 
  • ¿Nos atreveríamos a decir todo eso al margen de las redes sociales? ¿Por qué no?
  • ¿Cómo se va a sentir una persona cuando la criticamos ante sus personas más cercanas?  
  • El hecho de escudarnos tras la pantalla, ¿nos autoriza a decir todo lo que se nos ocurre? 
  • ¿Creéis que compartir con el grupo datos e imágenes de otras personas sin su consentimiento puede acarrear consecuencias? 

Para finalizar, haremos una puesta en común ante toda la clase, para obtener junto con el alumnado una pequeña valoración sobre la actividad, teniendo en cuenta que los objetivos eran, por un lado, analizar el uso de las redes sociales y, por otro, identificar comportamientos potencialmente peligrosos y violentos en el uso de las nuevas tecnologías:

  • ¿Qué es lo que hemos aprendido? ¿De qué nos hemos percatado?
  • ¿Qué es lo que hemos hecho bien?
  • ¿Qué es lo que tenemos que mejorar?

La profesora o el profesor recogerá las respuestas del alumnado y las recordará en la próxima sesión.

DENBORA 
  • Una sesión
RECURSOS
  • Vídeo: Ciberacoso
  • Papel de estraza. 
  • Cartulina. 
  • Rotuladores.