Momento de relax

 

1. Pensamientos como globos

Mindfulness no es otra cosa que estar conscientemente presente. Queriendo comprender qué es lo que ocurre, desde una actitud abierta y amable. Sin juzgar, ignorar las cosas o dejarse arrastrar por todo el ajetreo de cada día, estás aquí presente, en este momento (que es algo diferente que el pensar en este momento). El estar presente de forma consciente y amable conlleva una serie de cambios en tu comportamiento y actitud hacia ti mismo y hacia las personas que te rodean. Ello sucede más o menos por sí mismo, de manera natural. Desde dentro, sin tener que hacer nada. Mindfulness es experimentar el sol en tu piel. Experimentar la alegría y la tristeza en el momento en que estas suceden. Sin tener que hacer nada con ello, sin tener que reaccionar inmediatamente o expresar qué piensas. Mindfulness es estar amablemente presente en lo que ahora es. En cada momento.

 

El o la docente dará las siguientes instrucciones:

  • Siéntate cómodamente con la espalda recta, pero sin tensión, hombros relajados. Cierra los ojos. Realiza dos respiraciones profundas para conectar con tu cuerpo en este momento.
  • Ahora centra tu atención en los sonidos... escucha cualquier sonido que en este momento percibas... de dentro de la habitación... de fuera...
  • La mente hace lo que sabe hacer... pensar... cuando seas consciente de que tu mente se ha distraído .., que se ha dispersado con algún pensamiento... con calma... con tranquilidad... lleva tu atención suavemente al sonido que en este momento te llegue.
  • Vuelve a conectar con los sonidos... sigue centrando la atención en cada uno de los sonidos que escuches...
  • Ahora dejaremos que todos nuestros pensamientos salgan de la cabeza como si convirtieran en globos. Los pensamientos son globos y suben hacia el cielo.
  • Mantenemos a los niños y a las niñas tranquila y relajadademente. Si surgen más pensamientos les dejamos marchar, como si fueran globos que suben hacia el cielo hasta desaparecer.
  • Para finalizar pondremos la atención en la respiración y contaremos hasta 10 respiraciones: inspirar… aspirar… 
  • Terminamos ya el ejercicio... puedes abrir los ojos

 

---------------------------

 1 GASCON AGUILAR, A.: Creciendo con Mindfulness. En casa y en la escuela, Edaf, Madril, 2017

 

2. ¡Mueve el cuerpo!

Movemos el cuerpo al son de un tambor o de una música animada para descargar energía y concentrarnos (puede hacerse en el aula habitual).
Ahora el docente finge que pone un pegamento mágico en las plantas de los pies para pegarlas al suelo y lo expresa por medio de gestos. Primero en un pie y luego en el otro. El alumnado lo imitará.

  1. ¿Puedes mover ligeramente las rodillas de un lado a otro manteniendo los pies pegados al suelo? (el docente realiza el movimiento para demostrar que sí se puede hacer).
  2. Vamos a mover el cuerpo al son del tambor (o la música), manteniendo los pies pegados al suelo. Realiza movimientos amplios cuando suba el volumen. Toca fuerte el tambor y al mismo tiempo muestra los movimientos lo mejor que puedas.
  3. Se repite varias veces: con la música más alta o el tambor más rápido. Con la música más baja o el tambor más lento y suave. 
  4. Cuando la música o el tambor cesan los movimientos del cuerpo también, el cuerpo se relaja.
  5. Ahora vamos a relajarnos, dice el docente. Intentad sentir vuestra respiración y como se va calmando, inspirad… espirad…

Este ejercicio se puede repetir varias veces

CONSEJOS PRÁCTICOS.

  • Se puede utilizar cualquier tipo de música o un tambor, también se pueden dar palmas o hacer cualquier tipo de ruido rítmico.
  • Se puede repetir varias veces y en diferentes ocasiones. Cuando el alumnado ya lo conoce, por turnos lo pueden dinamizar ellos y ellas.